Masca

Uno de los pueblos con más encanto de Tenerife, en el norte de la isla

Un paraje único y cargado de exotismo, donde predomina el verde y las casas se apilan en un hermoso desorden a través de las montañas, eso es Masca, para muchos, el pueblo más bonito de Tenerife.

Caserío de Masca

El caserío se encuentra en el Parque Rural de Teno, en el corazón de las montañas, formando una de las más fieles representaciones de la arquitectura rural canaria. Un lugar hermoso y pintoresco donde las casas, rodeadas de palmeras, parecen colgar de las montañas, y han sabido mantener su esencia tradicional inmune al paso del tiempo.

Sus calles serpentean entre los acantilados, son estrechas, de adoquín y algo empinadas, pero siempre es recomendable un paseo por el caserío para conocer sus rincones más bellos. En Masca brillan con luz propia la plaza del pueblo, la Ermita que la preside, y los pequeños puestos de artesanos populares por sus cerámicas. Aprovecha la oportunidad para tomar algo en las geniales terrazas que se asoman a los acantilados.

Si te apetece conocer un poco más de este preciado pueblo, no dudes en acercarte al Museo etnógrafico que esconde una de las casas del caserío, para tener así una mirada a fondo a la arquitectura e historia del lugar, así como a los modos y costumbres de los habitantes de Masca en el pasado, cuando el caserío se encontraba prácticamente aislado del resto de la isla.

A parte de por su evidente atractivo, Masca también es popular por la fantástica ruta de senderismo que parte desde pueblo y desemboca en una cala de arena volcánica al pie de las montañas.

Sendero de Masca

[Actualizado: Agosto 2020] El sendero se encuentra cerrado y aún no existe fecha para su reapertura [más información]

Masca cuenta con una de las más atractivas rutas de senderismo de Tenerife. El recorrido no tiene mucha dificultad, lo puede realizar prácticamente cualquiera con una condición física media, incluidos niños. Eso sí, con cuidado, ya que discurre por un barranco.

La ruta comienza en el caserío de Masca, a unos 600 m. de altura, y finaliza en una pequeña cala situada a los pies de las montañas. Alrededor de 4’5 kilómetros de recorrido que se realiza en aproximadamente 3 horas. El entorno natural es precioso y la ruta merece cada paso, ofreciendo una de las estampas más bonitas de la isla.

Una vez alcanzada a la cala, hay dos alternativas: volver a subir y abandonar el caserío en coche o guagua, o tomar un barco que nos lleve a puerto. En caso de optar por la segunda opción, en la costa podrás tomar un barco-taxi, aunque es recomendable contratar el barco de antemano.

La mejor opción es volver en barco, el trayecto hasta el puerto de Los Gigantes es la guinda perfecta a la caminata, podrás ver los imponentes acantilados de Los Gigantes desde el mar y, si tienes suerte, algunos de los cetáceos que habitan en la zona.

¿Cómo llegar a Masca?

A Masca se llega mediante la TF-436, una carretera algo tortuosa pero con unas de las mejores vistas de la isla. La TF-436 une los municipios de Buenavista del Norte y Santiago del Teide, y te llevará directo hasta el caserío de Masca. Alquilar un coche para recorrer la isla siempre es recomendable, puedes alquilar uno aquí y llegar por tus propios medios.

También es posible llegar en transporte público, que es la mejor opción si tienes pensado hacer la ruta del Barranco de Masca, ya que no tendrás que preocuparte de volver a por el coche. El transporte público de guaguas en la isla lo organiza la empresa TITSA, y la línea que te llevará a Masca es la 355, puedes ver más información aquí sobre la línea 355 de TITSA.

También tienes la posibilidad de ir en taxi, aunque el trayecto será algo caro.

Actividades y Tours

¿Conoces este lugar?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

38489 Masca
38489
Cómo llegar