Tenerife

Prepárate para descubrir una isla irrepetible

Más de 300 días de sol al año, 342 km. de costa, decenas de espectaculares playas y 22ºC de temperatura media. Tenerife es un paraíso en miniatura, repleto de parajes extraordinarios al amparo de la imponente figura del Teide. Una isla con un patrimonio cultural, histórico y natural tan impresionante como amplio, donde incluso ciudades enteras, como San Cristóbal de La Laguna, han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

La gran mayoría de localidades turísticas de Tenerife se encuentran en la zona sur de la isla, al calor de un sol que nunca las abandona, y al amparo de una espectacular costa rebosante de vida en cada uno de sus geniales paseos marítimos. Algunas de las localidades mas populares son: Costa Adeje, Los Cristianos, Las Américas o Granadilla.

Teniendo también presenta la zona norte, donde destinos como Puerto de la Cruz o Garachico seducen a quienes les visitan con su atractivo natural.

El tiempo

Tenerife es conocida como la isla de la eterna primavera. El sol brilla durante todo el año. La isla cuenta con 4.800 horas de luz anuales y las lluvias, por norma general, son escasas. Se puede disfrutar de la isla y sus encantos prácticamente durante todo el año.

La temperatura media anual en Tenerife de 22ºC. Durante los meses de verano, la temperatura media es de 24ºC, mientras que durante los meses de invierno, el promedio es de 19ºC, y rara vez baja de los 15ºC. La zona sur de Tenerife es la más cálida, y es extraño el día en que no puedas disfrutar del sol.

Qué ver en Tenerife

Tenerife es una isla llena de maravillas y secretos por descubrir. De norte a sur y de este a oeste se suceden los valles y barrancos, los parques rurales y las playas, los acantilados y los caseríos; y todos ellos, al amparo de la imponente figura del Parque Nacional del Teide.

Tenerife es una isla llena de encantos, y más allá el pico más alto de España, nos encontramos los imponentes acantilados de Los Gigantes, la belleza salvaje del Barranco del Infierno, los espesos bosques de Anaga, el encanto milenario del Drago de Icod y tantos otros rincones mágicos que dotan a la isla de unos espacios naturales únicos.

Ocio y diversión, cultura y arte, historia y tradición. Tenerife es una isla en la que cabe todo el mundo, una isla tan extensa como tú la dejes ser.

Qué hacer en Tenerife

Cientos de restaurantes, bares y guachinches dispuestos a servirte lo mejor de la cocina canaria. Pubs y discotecas para aquellos en busca de fiesta, y tiendas y grandes superficies con lo mejor de la isla.

Pero si hay algo que hace que Tenerife brille con luz propia son sus tesoros naturales. A lo largo y ancho de la isla encontrarás parajes de ensueño de lo más variopintos, desde los paisajes lunares del Teide, hasta el misterioso Barranco del Infierno, pasando por los bosques de Anaga o las impresionantes ventanas de Güimar.

Un patrimonio natural que forma un tándem ganador con los parques de ocio que hay por toda la isla, que lograrán que no tengas tiempo para aburrirte. Y por supuesto, la vida cultural también tiene espacio en la isla. Museos de todo tipo repartidos de norte a sur, bellezas arquitectónicas que te maravillarán y una historia milenaria por descubrir.

Y no se puede obviar el litoral tinerfeño; la costa de la isla tiene playas para todos los gustos, tanto para aquellos que busquen relax, como para aquellos que busquen algo más de acción, pues muchas de ellas presentan unas condiciones idóneas para la practica de todo tipo de deportes acuáticos; windsurf, kitesurf, surf, buceo y muchos más.